YouTube triunfa en la cobertura de la Copa América

Esta edición de la Copa América fue muy diferente. No sólo por lo que pasó en el césped —desde la temprana eliminación de México, Argentina y Brasil hasta las grandes actuaciones de Perú, Venezuela y el campeón Uruguay—; sino por el formato de transmisión. Por primera vez, YouTube obtuvo los derechos de transmisión en directo de un campeonato de fútbol, lo que puso a un nuevo jugador sobre el campo. Al final, ¿cuál fue el resultado de su cobertura? Desde mi perspectiva, aquí sus goles y sus fallos.

1. Emisión en directo
Tener los derechos de toda la Copa América fue, como se dice en el argot, salir del vestuario con un gol a favor. Muchas televisoras se vieron muy mal con la emisión del partido en diferido, pues en estos tiempos en impensable no sacar un evento de este tipo en directo. Peor los sitios deportivos que, lejos de valerse de la tranmisión de YouTube, iban con el retraso de la TV. Aquí Internet ganó por su inmediatez, razón por la que muchos se volcaron al ordenador en lugar de encender la televisión. 1 – 0 para YouTube.

2. Cierre en algunos países
Sin embargo, así como YouTube se anotó un gol tempranero con los derechos, el bloqueo de señal en varios países incomodó a muchos usuarios. ¿De qué sirve que la Copa América esté en Internet si, de todos modos, no es accesible? Aunque es lógico que se trata de un asunto de derechos de transmisión y pagos, fue un factor que opacó el ambicioso plan de Google. Error grave ilusionar al fanático y dejarle con un palmo de narices: gol en contra para YouTube (1 – 1).

3. Velocidad de carga
La penetración de la banda ancha en América Latina no es muy alta. Por esta razón, existía el temor de que las conexiones no soportaran el peso del streaming y termináramos viendo un partido congelado. Eso no ocurrió: por el contrario, yo nunca tuve ningún problema para mirar un juego en directo. En general, la emisión corría fluida y sin inconvenientes. No sé cuál es el aspecto técnico detrás, pero se agradece mucho poder mirar un encuentro sin interrupciones por la carga. Segundo gol de YouTube: 2 – 1.

4. Falta de variedad en las narraciones
Recuerdo que durante el Mundial de Sudáfrica 2010, se me ocurrió ver un juego en el cine. La experiencia de verlo en pantalla enorme es grata, pero hubo un detalle que me desagradó esa vez: la narración. Me ocurrió lo mismo con la Copa América por YouTube. Aunque contaba con dos opciones de audio, se perdió la oportunidad de personalizar la transmisión, algo fundamental en la experiencia. Incluso se pudieron fichar narradores reconocidos o contar con relatores por país. Autogol de YouTube: 2 – 2.

5. Archivo histórico
Lo mejor de todo. Si no habías visto el juego, podías mirarlo otro día con calma. Además, los especiales, los conteos, las noticias y el resto del material extra daban oportunidad al fanático de revivir la Copa América. Vaya, con decir que hasta podíamos mirar las ruedas de prensa después de un juego. Que quede un archivo histórico de la contienda, abierto para consulta y disponible para todos es un gran éxito. Golazo para dar el triunfo: 3-2

Ahora, YouTube, ¿qué esperas para traernos los Olímpicos de Londres o la Eurocopa de 2012?

Fuente: http://alt1040.com/

Lisandro

Fundador de Sewebs, dedicado al área de Servicios web.

Estudiante de Ingeniería electrónica de la Universidad Nacional de Córdoba.
Publicado en blog, internet y etiquetado , , .